5 consejos fáciles para impulsar tu energía sin cafeína

¿Cuántas tazas de café necesitas durante el día para estar despierto? El hecho es que consumimos demasiadas bebidas con cafeína durante el día. ¿Alguna consideraste lo que la cafeína hace a tu cuerpo? Estimula la producción de adrenalina y nos da más energía por un corto tiempo porque aumenta nuestra frecuencia cardíaca y los niveles de azúcar en la sangre. Aunque esto puede sonar como algo bueno, en realidad tiene un efecto negativo: nuestro cuerpo libera adrenalina en respuesta a lo que se necesita para ser estrés agudo (respuesta de lucha o huida) y como todos sabemos, el estrés no es particularmente beneficioso para nuestra salud. Si deseas dejar el café a partir de hoy, tenemos cinco consejos útiles sobre cómo aumentar tu energía sin cafeína.

1. Toma una ducha fría


¿Te cuesta el trabajo por la mañana? Incluso cuando se necesita mucho esfuerzo: tomar una ducha fría es mas que recomendable! Esta mejora la disposición de los órganos internos, acelera el metabolismo y ayuda a realizar un mejor trabajo físico o mental

Aquí es cómo: Primero, duchate con agua caliente. Luego comienza a bajar la temperatura del agua gradualmente – nunca gires el agua instantáneamente al frío. Una vez que el agua está fría, comienza con las piernas luego enjuagua los brazos y finalmente el resto de su cuerpo. Repite este mismo procedimiento con agua tibia. Haz tantos ciclos como desees, sólo asegúrete de terminar con agua fría.. Lo único que tienes que tener cuidado al tomar una ducha fría es que comienzas en el lado derecho de tu cuerpo – tu corazón se encuentra en el lado izquierdo y al comenzar a la derecha, evitas poner demasiado estrés en él.

 

2. Inhala aceites esenciales

Los aceites esenciales suelen oler maravilloso y son beneficiosos para su salud. Si estás buscando aumentar tu energía, trata de mantener una botella de aceite esencial bajo la nariz e inhala de forma normal. El aceite de limón es particularmente bueno. Pon unas gotas de aceite de menta en tus manos, frótalas y respire profundamente. También puede masajear su cuello con aceite de menta.

Nuestro consejo: Al comprar aceites esenciales, siempre asegúrate de que sean de calidad terapéutica. Aceites sintéticos de calidad inferior pueden hacer más daño que bien (como desencadenar una alergia).

3. Come varias comidas pequeñas durante el día

¿ Estás cansado después de comer? Eso es porque tu cuerpo está ocupado digiriendo, especialmente después de grandes comidas. El flujo sanguíneo aumenta al sistema digestivo, lo que significa que hay menos oxígeno disponible para el cerebro. Y esta oferta reducida se manifiesta en forma de fatiga. Cuando comes alimentos bajos en fibra, tus niveles de azúcar en la sangre aumentan brevemente, pero luego cae de nuevo rápidamente. Las comidas grasas también pueden sentarte pesado en el estómago. Esto resulta en que te sientas cansado. Por lo tanto, debes comer comidas pequeñas (idealmente 4 o 5) durante todo el día. De esta manera tu cuerpo tiene un suministro constante de energía sin la sobrecarga.

 

4. Bebe lo correcto (por la mañana)

¿Necesita esa primera taza del día para empezar? Si deseas dejar de beber bebidas con cafeína a partir de ahora (porque, por ejemplo, es malo para tu digestión), entonces debe bebes un vaso de agua tan pronto como te levantas por la mañana. Añade una rodaja de limón fresco – es refrescante y vigorizante. Como regla general, debes tratar de beber mucha agua durante el día. La deshidratación puede provocar dolores de cabeza y fatiga.

Así es como puedes calcular tu requerimiento diario personal: 30 ml x kg de peso corporal = ml al día (15 ml x lb de peso corporal = ml por día).

5. Mantenete activo

¡El ejercicio realmente puede animarte! 😉Y no estamos hablando de correr un medio maratón en la mañana. Algunos livianos pueden aumentar tu bombeo de sangre y ayudarte a comenzar tu día con mas pilas.